Finalizando sus residencias artísticas en Buenos Aires, artistas colombianos presentan sus obras con la Embajada de Colombia en Argentina

7/12/2017
Finalizando sus residencias artísticas en Buenos Aires, artistas colombianos presentan sus obras con la Embajada de Colombia
Lucía González y Sergio Páez, artistas colombianos, presentan sus obras en la Galería Espacio Cavallero.

 

Buenos Aires (nov. 16/17). Como parte de la actividad cultural de la Embajada de Colombia en Argentina, y en el marco del Plan de Promoción de Colombia en el Exterior, los artistas colombianos Lucía González y Sergio Páez, presentan sus obras en la Galería Espacio Cavallero al terminar los tres meses de residencia bajo el acompañamiento del Colectivo R.A.R.O, un programa de residencias itinerante.

Sergio Páez empezó su trabajo en el taller de Hernán Rojo, donde experimentó con la cerámica, para luego continuar con los ateliers de Julián Pesce, Gustavo Amenedo y Casa Pomar, donde trabajó con pintura, finalizando su proceso en el taller de Mariano Goto. La obra final de Sergio expresó una reflexión sobre el trabajo del pintor y su lugar dentro del mundo contemporáneo. Su obra transitó un camino entre la pintura, instalación y performance.

“La posibilidad de intercambio con otros artistas y talleres te hace crecer como persona y ver cómo otros desempeñan su labor artística”, aseguró Sergio, quien además habló de su relación con los artistas a los que conoció en esos tres meses “con los artistas era un intercambio directo, ellos presentaban sus trabajos, yo los míos, un diálogo de par a par”. Al terminar estas residencias, Sergio asegura que el aprendizaje fue incalculable.

Por su parte, Lucía González trabajó con videos durante las primeras semanas en el taller de Julián Pesce, en los cuales experimentó con materiales nuevos y variados. Después, continuó su trabajo en Espacio Punto Aparte, con el seguimiento de Santiago Kimsa, donde trabajó con fotografía análoga. Posteriormente continuó a Espacio Belgrado donde pudo explorar con la performance y la danza y “entender el cuerpo como una materia plástica y a ponerlo en escena”.  Al término de su proceso llegó al taller de Martín Calcagno, donde trabajó y fortaleció su técnica de escultura. Su obra se nutrió de diferentes lenguajes y trató conceptualmente el tema de la memoria y el olvido, la manera que tienen los seres humanos de recordar y cómo esto incide en el cuerpo. “fue una experiencia de gran aprendizaje, un montón de dudas se fueron resolviendo en cada uno de los talleres” expresó Lucía minutos antes de iniciar su performance. 

Los residentes tuvieron el acompañamiento curatorial del artista Carlos Herrera con quien trabajaron para la realización de la muestra final en Espacio Cavallero. “Yo me transformé en un par. Lo interesante de estos dos artistas es que armaron una dupla, iban juntos a todos lados, pero pudieron confrontar sus ideas sobre las manifestaciones artísticas. Los dos producen desde lugares casi opuestos a nivel conceptual, Lucía con una obra mucho más introvertida y personal, en la que pareciera saldar algunas deudas o sentimientos personales; y Sergio una obra que ironiza la idea de la pintura”, enfatizó Herrera.

 

font + font - contrast